sábado, 7 de agosto de 2010

Vinculo


Hace ya algún tiempo que no entro ni para escribir una linea, supongo que el trabajo me ha tenido mas ocupado de lo que cabía esperar, ademas con tanto cambio en la vida, uno no sabe cuando ni donde estará al día siguiente, pero hoy después de mucho meses, me ha sucedido algo digno de hacer mención; recuerdo una anécdota que viví hace ya unos años......... una noche en plena faena, una señora que estaba a punto de dar a luz, vino a cenar al restaurante donde por aquel entonces trabaja, cocina japonesa especialidad teppanyaki, y mientras les prepara su cena, ocurrió que rompió aguas, mientras todos estábamos nerviosos y sin saber que hacer, nos percatamos que su marido que allí estaba a su vera, sin inmutarse nos tranquilizo, nos pidió unas toallas, y mientras llegaba el medico que teníamos en el local, y llamábamos a la ambulancia, el hombre siguió cenando como si tal cosa, al cabo de unas semanas, vino con una foto de su preciosa niña, y un recordatorio precioso....... si mal no recuerdo fue algo así: " nuestra hija decidió venir al mundo al olor de tu cocina, jamas olvidaremos la cena de esta noche....... " ; ufff cuando uno decide hacerse cocinero, piensa en un principio todo aquello que los jóvenes de hoy día, no dejan de pensar, experimentar con nuevas tecnologías, inventar...inventar....ideas...ideas.....estrellas.....y un sin fin de cosas mas que vemos en la tele, jajaja y nos olvidamos de la esencia real por la que decidimos ser lo que somos, pues bien, hoy hace ya varios meses que se emitió en canal cocina Oriental y tal.... sumamente satisfactorio, sobre todo tras la experiencia de esta noche, un niño no mas de ocho años, con toda la timidez que les caracteriza, y aun así con el arrojo de acercarse a un desconocido, ha venido a pedirme una firmita,,, vulgarmente llamado autógrafo, jajajaja me quería morir de la vergüenza , pero he sentido que al final descubrimos, que a la porra ( por no decir otra cosa) las estrellas y las tonterías, existe un vinculo, entre nosotros que elaboramos, y aquel que se sienta a degustarlo, y que mas da, la opinión de algunos encargados de otorgar el merito al mejor profesional, si la recompensa te la puede dar un niño de ocho años, que encima no ha probado el Sushi en su cortita vida, y te dice que le encanta todo lo que cocinas, pues hala yo me quedo con eso, y me curo de humildad y sigo mi camino, disfrutando de mi trabajo y de grandes gourmets como mi amiguito Marc. Un abrazo desde aquí.
Hung fai chiu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.