jueves, 5 de noviembre de 2009

Bueno acabo de llegar a casa, tras un día extresante de banco, oficina de correos, y comprar la materia prima necesaria, para un taller de cocina que haré mañana en la taberna del Labardero, y he podido parar un momento para llamar a mi amigo Dani, y contarle como funcionan algunas cosas dentro de nuestro micro mundo, al menos una válvula de escape, alguien con quien compartir información y que pueda entender mis sentimientos, que pena que el poderoso caballero este siempre presente, y que terminemos siempre con la sensación que somos como mercenarios, vendiéndonos al mejor postor, quizás sea cuestión de estos momentos que vivimos ahora, quizás la condición humana haya perdido una serie de valores, pero como me sucede en otras ocasiones, espero que cuchillo en mano, recupere mi esencia, que las heridas sufridas en tantos y tantos campos de batalla, que la experiencia allane el camino, y por consiguiente la inspiración necesaria, para no caer en la trampa, ufffff vaya, me he parado a leer lo escrito hasta ahora, y o me estoy volviendo loco, o necesito, irme a una isla desierta, cualquiera de los casos, es una opción sumamente grata, en fin voy a seguir con mis quehaceres y ya iré ampliando mas información.
Hung fai

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.